Saltar al contenido

La historia de la pizza en el mundo

9 de octubre de 2020

¿A quién no le gusta la pizza? Si es uno de los platos más populares y deliciosos del mundo. Es un plato bastante antiguo, se remonta a miles de años atrás. Se dice que fue inventada en Grecia, en Egipto o en el Norte de África…es algo que parece confuso.

La verdad es que existen diferentes versiones sobre el origen de este exquisito plato. Pero la más acertada es que se inventó hace más de 2000 años al sur de Italia.

Algunos autores han reseñado que la palabra pizza tiene sus inicios en el año 997 y en 1195 fue encontrada en el pueblo Penne D’Abruzzo.

La historia de la pizza se relaciona con el consumo del pan por el ser humano. Cuando se descubrió la levadura en el antiguo Egipto, se comienza la preparación de panes en forma y color similar al sol, al cual se le agregaba harina, miel y agua.

Posteriormente en la antigua Grecia a este pan le añadieron grasa, ajo, cebolla y especias. Los soldados persas en la época de Dario I, le colocaban dátiles y queso fundido.

Esta preparación se conocía en Italia como pizza bianca que era elaborada con aceitunas, hierbas, cebolla, grasa, ajo y pan. Para esa época eran los ingredientes que se encontraban con frecuencia en los hogares de pocos recursos económicos. Así que se convirtió en uno de los platos más consumidos.

Cuando los tomates provenientes de América llegan a Europa, este excelente plato dio un gran giro. Este inesperado ingrediente se comenzó a consumir como alimento, en Nápoles aproximadamente en el siglo XVI mientras que el resto de Europa su consumo se realizó en el XVIII.

La aparición del tomate en la pizza

El tomate por algún tiempo fue considerado como un producto venenoso, que solo era utilizado en los jardines por su pintoresco color, hasta que un campesino napolitano de muy bajos recursos que sentía la necesidad de comer algo para sobrevivir acompañó su pan con tomate y le pareció delicioso.

Al ver que no era venenoso las personas comenzaron a consumirlo y a no ver las plantas de tomate como uso decorativo. Las personas humildes de Nápoles comenzaron a consumirlo acompañado de sus panes secos.

Gracias a ese episodio la combinación de ambos ingredientes se convirtió en uno de los platos más apreciados de ese lugar.

Como era un plato que por lo general consumían las personas muy humildes, en su mayoría no contaban con hornos para la preparación de la masa y la llevaban al panadero para hornear.

Al pasar un tiempo y debido a que el exquisito plato ganaba terreno, los pizzeros de Nápoles crearon su propio gremio y es cuando surge la “Pizza napolitana”. Se separaron de los panaderos y preparaban su platillo y lo horneaban.

Los ingredientes que se utilizaron para la creación de la pizza napolitana fueron además del pan, queso, tomate, albahaca fresca y aceite de oliva extra virgen.

La pizza aparece como un plato popular en el siglo XVII en Nápoles y se prepara de la misma manera actualmente.

Origen de otras pizzas de renombre

En el año 1830 abre sus puertas la primera pizzería llamada “Port’ Alba”, excelente lugar que aún está abierto.

El conocido pizzero de esa época era Raffaele Espósito, quien era el dueño de una Pizzería llamada “Pietro il Pizzaiolo” hoy en día llamada “Pizzería Brandi”.

En 1889 él era el encargado de elaborar las pizzas para Don Umberto I y Doña Margarita de Savoya quienes eran los reyes italianos. Se encontraban en Nápoles y deseaban probar ese exquisito manjar del que tanto se hablaba y que era consumido por las personas humildes de la localidad.

Al ingenioso pizzero se le ocurrió la idea de hornear tres diferentes tipos de pizzas para agasajar a los reyes.

Las primeras pizzas

La primera la llamó “Mastunicola” cuyos ingredientes eran manteca de cerdo, albahaca y queso; la segunda de las pizzas por Raffaele fue la “Marinara” a la que elaboró con tomate, ajo y aceite.

En la última, quiso rendirle honor a los reyes integrando ingredientes con los colores de la bandera de Italia y le agrego tomate, queso mozzarella y albahaca y la llamó “Monarca”.

Esta última resultó ser la que más le gustó a la reina, por lo que su mismo creador la renombró y llamó “Pizza Margarita”. Desde ese entonces todos querían probar la pizza favorita de la reina.

Para variar los sabores se realizaron un sin fin de combinaciones con nombres alusivos a personas o lugares como la “Pizza Romana” que es una pizza típica de Roma. Su textura es diferente a la napolitana, la masa de  la pizza romana es más crujiente.

En el siglo XX este excelente plato cruza el atlántico y llega a América, dando origen a la “Pizza Americana”, que era reconocida por su masa gruesa y el queso mozzarella fue sustituido por el queso americano.

¿Quieres saber de donde proviene la pizza hawaiana?

Si pensabas que esta espectacular pizza viene de Hawái, ¡Estás totalmente equivocado! Esta popular pizza se originó en la época de los 60 en Ontario, Canadá. Donde el propietario de un restaurante llamado “Satélite Restaurant” de nombre Sam Panopoulos, se decidió a salir de la rutina e innovar.

Para ese entonces fue considerada una mezcla exótica. Panopoulos adquirió un horno y comenzó a jugar con ingredientes como, tocino, pepperoni y champiñones.

Al ver que sus combinaciones tenían éxito decidió agregarle piña. Esto trajo una gran polémica a los comensales. Pero el dulzor de la piña aunado al sabor del jamón resultó una combinación excelente.

Así que decidió colocarle a su creación el nombre de la marca de la piña que utilizó en su experimento inicial y la llamó “Pizza Hawaiana”.

Actualmente, la pizza se consume en cualquier lugar del mundo, a donde quiera que vayas encontrarás miles de pizzerías y restaurantes especializados en este exquisito plato, con masa fina, gruesa, blanda, tostada y hasta con bordes rellenos con queso.

Hasta puedes encontrar lugares donde les puedes colocar los ingredientes que más te gustan ¿Cuáles son tus ingredientes favoritos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *